Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Hotel Axel Barcelona crece y amplía servicios

Hotel Axel Barcelona crece y amplía servicios

Barcelona – (Informacion.es)

El alojamiento, pionero, añade 38 habitaciones y un bar, spa y gimnasio

Hotel Axel con mas servicios

Hace solo siete años, Barcelona fue noticia por estrenar el primer hotel explícitamente gay de la ciudad, en pleno Eixample y bautizado como Axel. Ahora vuelve a serlo porque el pionero alojamiento no solo se ha ampliado tras incorporar un edificio anexo, sino porque el auge que vive el turismo homosexual en la ciudad ha propiciado la apertura de nuevos servicios que lo convierten en referente europeo para el público gay. El nuevo Axel gana un bar de ambiente, amplía restaurante y también terraza con vistas e incorpora un gimnasio y un spa, que dará servicio a los propios barceloneses. Y su presidente, Juan Julià, insiste en que el hotel y su oferta complementaria de ocio no dibujan un gueto gay, sino que abogan por la filosofía heterofriendly, abierto a cualquiera que comulgue con su estilo.

El hotel de la calle de Aribau ha crecido agregando el edificio anexo situado en Consell de Cent, en un largo proceso negociador que ha culminado con las obras que funden los dos edificios. El nuevo incluso ha perdido altura para poder fusionar su terraza y ganar una mayor piscina y zona de copas. En total cuenta con 105 habitaciones (38 nuevas), entre las que figuran cuatro suites con terraza. Julià reivindica la «osadía» del proyecto en un momento de crisis del turismo, ante los buenos resultados que ha vivido la marca tanto en el extranjero como en Barcelona. En la capital catalana la ocupación suele rondar el 85% (por encima de la general), con muchas puntas de lleno. El empresario está convencido de que la demanda del sector gay justifica el crecimiento.

Borja Julià, director del hotel, destaca que el establecimeinto, más allá de un confortable alojamiento, es un espacio de encuentro. Y para que los recién llegados se conozcan entre sí, las habitaciones incorporan junto al clásico «no molestar», un cartel que indica «moléstame», para expresar el deseo de ser visitado. En este sentido, hay mucha tipología de estancias, en algunos casos más íntimas y convencionales, y en otros más propicias a la interacción. Una opción añadida son las habitaciones con ducha de cara al patio interior, donde una cortina permite ser visto por otros huéspedes, si interesa.

Los gays (o no) locales pueden hacerse socios del gimnasio y disfrutar del resto de la oferta de ocio.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment