Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » El asesino de Vigo continúa libre tras ser declarado culpable

El asesino de Vigo continúa libre tras ser declarado culpable

Vigo – (El Mundo)

El autor de los dos asesinatos de la calle Oporto acudió este miércoles a firmar a los juzgados de Vigo. Un día más, y ya van 19 desde que fue declarado culpable, Jacobo Piñeiro se presentó en el edificio de la calle Lalín para cumplir con las medidas cautelares ordenadas por la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en la ciudad olívica, a las pocas horas de conocerse el veredicto por las brutales muertes de Isaac Pérez Triviño y Julio Anderson Luciano en 2006.

Este viernes se cumplirán tres semanas desde que el tribunal popular emitiese su fallo, pero los 14 días hábiles no han sido suficientes para redactar la sentencia y el presidente de la Audiencia, Francisco Javier Menéndez Estébanez, ha abierto un expediente informativo. La medida tiene como objetivo conocer el estado en el que se encuentra la resolución y por ello se le ha pedido al magistrado de la sala que informe sobre la situación.

La apertura del expediente llega después de la queja del colectivo de gays y lesbianas de Galicia (Colega) presentada ante la Oficina de Atención al Ciudadano. “Son días de libertad regalada al asesino. Si un asesino condenado y confeso está libre, el sistema no funciona”, asegura Rafael Moral, presidente de la asociación que ha prestado ayuda a Marta Pérez Triviño, madre de una de las víctimas.

Desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) señalan que el expediente responde conforme al Reglamento de Atención al Ciudadano cada vez que se presenta una queja para poder dar respuesta. Además, insiste en que no se trata de un proceso disciplinario o sancionador, sino “meramente informativo”, aunque también advierte de que se abre sin prejuicio de posteriores actuaciones a la vista del resultado.

‘Cuento cada día que pasa’

Marta Pérez asiste “desesperada” a una situación que ya dura más de cuatro años y que no acaba de comprender. “Cuento cada día que pasa porque él sigue en la calle, paseándose sin ningún pudor”, afirma. La madre de una de las víctimas intenta reflexionar sobre los motivos por los que se retrasa su ingreso en prisión y no encuentra respuesta. “Soy consciente de que el fallo se iba a retrasar, pero no entiendo por qué tanto tiempo. Estaba todo muy claro, así lo dijo el jurado popular, ya debería estar la sentencia”, señala.

Tanto los responsables de Colega como la propia Marta Pérez no descartan alguna acción en los próximos días como protesta por el retraso. El caso de Jacobo Piñeiro ha estado rodeado de situaciones excepcionales desde la primera vista oral en la que un tribunal lo declaró inocente y aceptó que había actuado bajo un “miedo insuperable a ser violado”. Posteriormente, el Tribunal Superior anuló el proceso y ordenó repetirlo, decisión que también fue avalada por el Tribunal Supremo.

Plazos legales para la sentencia

La Ley del Jurado no fija ningún plazo para dictar la sentencia, pero en casos recientes el fallo de la misma sala de la Audiencia se retrasó hasta tres meses. Fuentes judiciales señalan que en estas situaciones habría que recurrir a la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que marca un plazo de tres días para redactar la resolución, aunque podría llegar a ser de cinco a veinte días en función del ámbito.

Mientras se está a la espera de una sentencia que se hará pública “en los próximos días”, según las mismas fuentes, Jacobo Piñeiro acude a diario a firmar en los juzgados. Las medidas dictadas por la Audiencia el mismo 24 de septiembre, a petición de la Fiscalía y la acusación particular, aumentaron la vigilancia sobre el autor confeso de los crímenes, por lo que debe presentarse dos veces al día en el juzgado de guardia. En el caso de días festivos o domingos, las dependencias judiciales no están abiertas por la tarde, de forma que tan sólo comparece por la mañana.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment