Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » México » Ondean bandera arcoiris por los derechos lésbicos

Ondean bandera arcoiris por los derechos lésbicos

Mexico DF – (El Universal)

Marcha Lesbica en Mexico

“A mí no me gusta el pan, a mí no me gusta el pan, me gusta la tortilla, la tortilla nacional”, eran las frases que hacían eco entre risas, canciones, piropos, bromas y un espíritu de lucha por el respeto a sus preferencias sexuales; era la V Marcha Lésbica 2011.

Mujeres tomadas de la mano, brazos entrelazados y labios que se juntaban sin miedo a “lo que pudiera decir la gente” llenaban los alrededores del asta bandera capitalina. El calor comenzaba a ascender en la plancha del Zócalo, donde se reunieron para marchar al Monumento a la Revolución.

Un arcoiris comenzaba a moverse, rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta avanzaban por avenida Madero ante la mirada de cientos de curiosos que transitaban por el centro de la capital.

“¡Que no cierren el vagón social!”, dice Andrea de 18 años, quien va acompañada de su pareja, Ana Beatriz de 19 años, y acude a la marcha lésbica por segundo año.

La invitación a comenzar el recorrido que culminaría en el Monumento a la Revolución seguía escuchándose, pequeños grupos de amigos compuestos por mujeres y hombres que se han quedado atrás retoman el paso para alcanzar al contingente.

Caras orgullosas y alegres expresan su amor por la mujer que se encuentra a su lado, en contraste, máscaras alusivas a animales o luchadores, paliacates y gorras servían para cubrir el rostro de aquellas que aún no deciden expresar su sentir por completo.

“Lesbianas guerreras sembrando dignidad” era el lema de la manifestación cuyo único fin es dar visibilidad a esta comunidad, motivo por el cual, desde hace cinco años, se realiza como un movimiento independiente al realizado en junio por LGBTTTI.

Las confrontaciones entre las asistentes y los hombres que acompañaban a sus amigas se presentaron cuando éstos no hicieron caso a la consigna de acompañar las, pero desde atrás.

El olor a cerveza y el humo de cigarro se mezclaban en lo último del contingente formado por aproximadamente, cuatro mil mujeres congregadas quienes coreaban “yo soy lesbiana porque me gusta y me da la gana”.

Diversos matices conformaban este andar, la instrucción principal era dirigida a los hombres gay: “no rebasar a las mujeres o ir en las aceras” para respetar la marcha, sin embargo, las aceras sólo eran ocupadas por observadores curiosos del espectáculo multicolor.

Miradas desconfiadas, despectivas, de complicidad y voces que reflejaban sarcasmo al lanzar consignas de q ue México no dejaría de ser un país donde existe la homofobia.

Burlas, imitaciones y risas se escuchaban a lo lejos mientras un grupo de jóvenes gay coreaban y bailaban canciones de Gloria Trevi.

La violencia hacia “nosotros” no sólo es verbal, en algunos casos llega a ser física, expresó Andrea.

Escotes, ropa masculina, vestidos, faldas, pantalones recubrían los cuerpos de las asistentes, no importaba si tenían un aspecto la caminata que las unía tenía un objetivo claro, decían, mostrar a la sociedad que no son minoría, que cada vez son más.

“Mujeres lesbianas dejen sentir su poder, mujeres perfumadas, mujeres locas por vivir”, se escuchaba al llegar al Monumento a la Revolución.

Yan María Yaoyólotl y Mariana Pérez Ocaña, integrantes del comité organizador de la marcha, expresaron la consigna de este año, no a los feminicidios ni a los maltratos contra la mujer.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment