Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Paraguay » Celebrando a los besos, pidieron en Paraguay por el matrimonio igualitario

Celebrando a los besos, pidieron en Paraguay por el matrimonio igualitario

Asuncion – (Tiempo Argentino)

Besos contra la homofobia y por el matrimonio

La ONG Somosgay convocó a parejas de “todos los sexos” a besarse frente al Palacio Legislativo en el marco de los festejos por la Independencia y el Día Internacional contra la Homofobia. Rechazo de sectores conservadores.

Para celebrar en el Paraguay el Bicentenario de 1811, a todos los que soñaron hace 200 años, cuando se declaró la independencia, con un país donde imperara la noble igualdad, y en el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la ONG Somosgay realizó en la capital, Asunción, frente al Palacio Legislativo, una reunión donde todas las parejas de todos los sexos estaban invitadas a besarse.

Hay que decir que lo hicieron, a pesar de que los diputados y senadores más conservadores, en el Congreso, pidieran el auxilio de los cascos azules para que los defendieran. Una y otra vez las parejas se besaron, a pedido de los medios, y posaron, sin desfallecer, sin perder intensidad, ante cámaras fotográficas y de televisión. Simón Cazal, a cargo de la ONG, dijo a Tiempo Argentino que el ejemplo de la legislación argentina fue movilizador. La reforma del Código Civil que consagró el principio de igualdad constitucional para la institución del matrimonio “puede ser útil para impulsar reformas en Paraguay. No es posible que cruzando el río seamos iguales”, y que en Asunción, diferentes y discriminados, concluyó.

Por la calle Cerro Corá, una de las más céntricas de la capital, los afiches que invitaban al Besatón del Bicentenario, se veían arrancados o arañados o rasgados. Pero la convocatoria no fue menos firme, y bajo el sol asunceno marcharon quienes querían dar, al Poder Legislativo y a la sociedad civil, un mensaje diferente sobre lo que Simón Cazal llamó “volver concretos los derechos constitucionales”.

Al llegar a la plaza del Congreso, en una explanada que sobrevuela la bahía de Asunción, las pancartas se desplegaron con consignas propias del más elemental de los Estados liberales de derecho. Decían: “Mismas obligaciones, mismos derechos”, “Igualdad y libertad para todos”, “Todos los habitantes de la República son iguales en igualdad y derechos” (una cita del artículo 46 de la Constitución del Paraguay).
Por detrás de la escena, algunos policías elegían entre las copias de los DVD que les ofrecía un vendedor ambulante. Más atrás, la Chacarita, un barrio carenciado aledaño al Palacio Legislativo; todavía más atrás, el Río Pilcomayo y más lejos, la Argentina, el país con la ley, sancionada y promulgada, del matrimonio igualitario.

La música acompañó la coreografía de los besos, no ensayados, pero siempre fotogénicos. A la música electrónica de Daft Punk siguió, para entusiasmo de muchos, el tema “Born this Way”, de Glee Cast.<

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment