Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » El papa Francisco volvió a pronunciarse acerca de los gays

El papa Francisco volvió a pronunciarse acerca de los gays

Fuente: La Nación

El papa Francisco y su postura ambivalente acerca de la comunidad gay.

El papa Francisco y su postura ambivalente acerca de la comunidad gay.

En una entrevista publicada el día de ayer, el papa Francisco volvió a pronunciar su ambigua postura respecto a la comunidad LGBT, junto con otros temas que siempre han sido controversiales ante los ojos de la Iglesia Católica.

“No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre el peligro de caer como un castillo de naipes”, afirmó.

La entrevista, concedida al padre Antonio Spadaro, director de la reconocida revista jesuita Civiltà Cattolica, y reproducida en publicaciones jesuitas de 16 países, tuvo una inmediata repercusión en todo el mundo, donde se subrayó el tono “aperturista y franco“.

La Iglesia Católica debe ser como “un hospital de campaña tras una batalla”, abriéndose a “heridos”, como los divorciados vueltos a casar, los homosexuales y las mujeres que abortaron, afirmó Francisco. “El confesionario no es una sala de tortura, sino aquel lugar de misericordia en el que el Señor nos empuja a hacer lo mejor que podamos”, afirmó. “Esta Iglesia […] es la casa de todos, no una capillita en la que cabe sólo un grupito de personas selectas”, dijo.

Pero lo más significativo fue que, con su estilo directo y claro, expresó que la Iglesia Católica debe cambiar y mostrarse más misericordiosa para poder sobrevivir. “La Iglesia a veces se encierra en pequeñas cosas, reglas mezquinas”, dijo. Sin embargo, subrayó con claridad que se necesita “tiempo” para sentar las bases de un cambio verdadero y eficaz.

En una autocrítica, Francisco lamentó que la Iglesia se hubiera dejado “envolver en pequeñas cosas, en pequeños preceptos“, cuando “lo más importante es el anuncio”.

El Papa también volvió a sorprender por su trato de la cuestión de los homosexuales. “En Buenos Aires recibía cartas de personas homosexuales que son verdaderos ‘heridos sociales’, porque me dicen que sienten que la Iglesia siempre los ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso”, señaló.

Luego de recordar que en el vuelo de regreso de Río había dicho que si una persona homosexual “tiene buena voluntad y busca a Dios”, él no era “quién para juzgarla”, volvió a destacar que sólo había afirmado algo que ya está en el Catecismo.

“La religión tiene derecho de expresar sus propias opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal”, sentenció.

Y fue más allá con una anécdota: “Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si yo aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: ‘Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?’. Hay que tener siempre en cuenta a la persona. Y aquí entramos en el misterio del ser humano. En esta vida Dios acompaña a las personas, y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición. Hay que acompañar con misericordia”.

“No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello”, agregó, aludiendo a críticas recibidas siendo arzobispo de Buenos Aires por no ser intransigente y rígido en cuestiones de moral sexual.

“Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment