Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Lifestyle » Las personas trans son las más discriminadas en el ambiente laboral

Las personas trans son las más discriminadas en el ambiente laboral

Fuente: EFE

Una encuesta revela que la población transexual sufre aún más discriminación laboral que los gays o lesbianas.

Una encuesta revela que la población transexual sufre aún más discriminación laboral que los gays o lesbianas.

Una encuesta revela que las personas transexuales y con género no determinado son las más discriminadas en el trabajo dentro del colectivo homosexual, según ha publicado hace unos días la organización Make the Road New York que lucha por los derechos de los homosexuales y los inmigrantes.

En un informe realizado por la organización, se asegura que mientras la discriminación media en el colectivo homosexual en su conjunto es del 27.3%, este porcentaje se eleva hasta el 40% en el caso de la población transexual o con género no determinado.

Una de las supervisoras del informe, Karina Claudio, ha explicado que aunque muchos homosexuales sufren acoso laboral, en el caso de las personas transexuales y con género no definido el problema va “más allá” y muchas veces ni siquiera logran acceder a las entrevistas de trabajo “aunque estén cualificadas”.

El informe, hecho durante la primera mitad de 2013, ha tomado como referencia a 250 entrevistados LGBTQ y a 100 heterosexuales con el propósito de analizar la discriminación laboral según la orientación sexual de los entrevistados.

Según desvela el informe, mientras dos tercios de los heterosexuales y la mitad de los LGBTQ tienen trabajo, en el caso de las personas transexuales y con género no definido menos de la mitad, en concreto un 46%, tienen empleo, aunque un 43% de ellos lo están buscando.

Joselyn Mendoza, transexual de origen mexicano y miembro de Make the Road New York, ha subrayado durante la rueda de prensa que antes de cambiarse de género trabajaba en un bar en el barrio de Brooklyn pero cuando cambió su género fue despedida de forma automática.

“Después de dos años trabajando en el mismo bar decidí cambiarme de sexo. Cuando las hormonas empezaron a cambiar mi apariencia física mi jefe me dijo que me tomara un mes de vacaciones y ya no pude volver a trabajar al bar”, ha apuntado Mendoza.

Desde entonces Joselyn nunca más ha reconocido su transexualidad en ninguna entrevista de trabajo por miedo a que no la contraten por ese motivo, ha explicado ella misma.

Sin embargo, la historia de Joselyn no es un caso aislado, según el informe, un 32% de las personas transexuales o con género no definido fueron despedidas de, al menos, un trabajo debido a su identidad sexual.

Además, un 44% de los transexuales se han visto forzados a abandonar su trabajo al ser acosados y discriminados en el ámbito laboral.

Otras veces, como es el caso de Diana Flores, transexual emigrante de origen mexicano que vive en Nueva York, los transexuales no logran ni siquiera superar la fase de entrevistas de trabajo.

“Creía que en Estados Unidos había libertad y que podía expresarme tal y como soy. Sin embargo, cuando tuve una entrevista de trabajo y no les gusté debido a que mi apariencia física no coincidía con el nombre de mi documento de identidad, me di cuenta que el país no era tan libre como pensaba”, ha apuntado Diana.

Según Claudio, los transexuales y personas con género no determinado deben tener las mismas oportunidades que los heterosexuales y para eso “es necesario” que el Estado apruebe la ley de No discriminación a la expresión de género (GENDA) en la próxima sesión legislativa.

También, ha continuado Karina, es importante que a nivel federal se apruebe la ley de No discriminación en el Trabajo (ENDA) que establece las bases para que las personas no sean discriminadas debido a su orientación sexual.

Por último Karina ha destacado que en la ciudad de Nueva York todos los colegios públicos deberían ofrecer educación sobre orientación sexual y respeto “como única forma” para acabar con la discriminación.

Iván Luevanos, en representación de Carlos Mancheca, primer gay mexicano candidato a concejal en Nueva York, ha subrayado que este informe muestra “la necesidad” de leyes, a nivel estatal y federal, que protejan a los trabajadores transgénero para que no “se abuse de ellos”.

Mientras que los gays y lesbianas sufren el acoso y homofobia de otros trabajadores, los transexuales muchas veces no pueden optar ni a tener una entrevista de trabajo, ha concluido Mancheca.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment