Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » ONU denuncia al Vaticano por permitir abuso de menores

ONU denuncia al Vaticano por permitir abuso de menores

Fuente: BBC Mundo, Prensa CHA

El informe exige que los culpables y sospechosos de abuso infantil sean entregados a las autoridades civiles.

El informe exige que los culpables y sospechosos de abuso infantil sean entregados a las autoridades civiles.

Naciones Unidas (ONU) acusó al Vaticano de adoptar políticas que permitían a sacerdotes violar y acosar sexualmente a decenas de miles de niños.

En un informe sin precedentes y escrito con lenguaje cáustico, el Comité de Derechos del Niño de la ONU exigió que el Vaticano destituya de inmediato a todos los miembros del clero que son reconocidos o sospechosos de ser abusadores de menores.

El Comité aseguró estar profundamente consternado de que la Santa Sede no ha reconocido la extensión de los crímenes cometidos y exhortó a la iglesia a abrir sus archivos para encontrar a aquellos que “escondieron sus crímenes” y hacerlos responsables ante la ley.

El comité añadió que la Iglesia Católica debería reportar todos los casos a las autoridades civiles.

El informe también es crítico de las actitudes del Vaticano hacia la homosexualidad, el control de la natalidad y el aborto.

No obstante, las recomendaciones del comité no son vinculantes y no hay un mecanismo que las pueda hacer cumplir.

El Vaticano instituyó una comisión para combatir el abuso de menores por miembros de la iglesia. Se espera una respuesta de la Santa Sede este miércoles.

El comité expresó su “más profunda preocupación por el abuso sexual de menores perpetrado por los miembros de la Iglesia Católica que operan bajo autoridad de la Santa Sede, con clérigos involucrados en el abuso sexual de decenas de miles de niños en todo el mundo”.

También fue severo con la “práctica de movilidad de los ofensores”, haciendo referencia al traslado de parroquia en parroquia de los abusadores infantiles.

El comité advirtió que la práctica coloca a los niños de muchos países en alto riesgo de abuso sexual, pues se informa que decenas de abusadores sexuales todavía están en contacto con menores.

La denuncia sucede después de que funcionarios del Vaticano fueran interrogados el mes pasado por no publicar la información que mantiene sobre estos casos y para conocer qué medidas estaba tomando para prevenir abusos futuros.

En julio de 2013, la ONU pidió al Vaticano un informe detallado sobre todos los casos de abusos sexuales a menores “cometidos por miembros del clero, hermanos y monjas o que hayan sido presentados ante la Santa Sede”.

 

Reacciones y antecedentes en Argentina

Por su parte, César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “es algo histórico que las Naciones Unidas luego de haber pedido al Vaticano el año pasado un informe sobre los abusos de niños y de niñas, hoy acusen la política histórica y sistemática del Vaticano”.

En Argentina, el caso del cura Julio César Grassi es emblemático ya que fue condenado a 15 años de prisión por pedofilia, y no sólo no fue sancionado por la Iglesia sino que el Obispado de Morón solicitó a los jueces del tribunal que lo condenaron, que sea trasladado a la quinta La Blanquita de Hurlingham, lo que le permitió seguir ejerciendo su ministerio dando misa.

El 18 de noviembre de 2013, el obispo Ricardo Faifer de la ciudad correntina de Goya, confirmó que pagó la fianza y dejó en libertad al sacerdote Domingo Pacheco que estaba preso desde el año 2011 acusado de abusar de un menor, Osvaldo Ramírez, que lo denunció por haber abusado de él hace 8 años.

“Así que reiteramos nuestro rechazo al encubrimiento del Vaticano de los abusos sexuales de niños y niñas que, hasta ahora, no tuvieron la necesaria reparación por parte del vaticano a cada uno/a de los/as niños/as que sufrieron estos abusos sexuales”, agregó Cigliutti.

Pedro Paradiso Sottile, coordinador del Área Jurídica de la CHA declaró que “es una excelente noticia, para Naciones Unidas y para el mundo, pero sobre todo para las víctimas. No basta con aumentar las sanciones a los sacerdotes y monjas que cometieron el delito de abuso sexual, hay que terminar con el encubrimiento y el silencio de la Iglesia, con los traslados cómplices, con la falta de denuncias y de las acciones que históricamente han llevado a la impunidad de estos/as abusadores/as.”

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment